First slide

El ombligo del mundo

Antigua sede del imperio Inca, la ciudad del Cusco es conocida como la Roma de América por la cantidad de monumentos que posee. Palacios incas, iglesias, centros arqueológicos y casas coloniales adornan sus misteriosas calles.

A casi 3 400 metros de altura, en la sierra sur del país, su clima es frío y templado. Ofrece a los visitantes su sorprendente herencia artesanal y culinaria, en restaurantes y mercados. Cuenta con una amplia oferta hotelera, que incluye desde hospedajes de lujo hasta comunidades donde se practica turismo vivencial.

Es un punto de partida habitual para dirigirse al Valle Sagrado, por tren o el Camino Inca, y disfrutar de maravillas como Machu Picchu.